ad_970

Entretenimiento

A 18 años de “Yo soy Betty, la fea”, la novela que conquistó el mundo

Por  | 
Foto: Internet

Foto: Internet

Hoy se cumplen 18 años de que se estrenó por primera vez, “Yo soy Betty, la fea”, telenola colombiana de 1999, que se caracterizó por tener como protagonista a una “fea”, a una mujer que salía de los estereotipos de belleza aunque era “inteligente”, logrando atraer la atención de millones de espectadores -en su mayoría mujeres-, que la convirtieron en la novela más exitosa de todos tiempos, ganando el Récord Guinness en 2010.

Tal grande fue su éxito que a la fecha es considerada la telenovela más exitosa de la historia, llegó a ser vista en más de 180 países, doblada a 25 idiomas y con más de 28 adaptaciones en todo el mundo. México no se quedó atrás y en 2006 estrenó “La fea más bella”, protagonizada por Angelica Vale.

La trama gira entorno a Beatriz Pinzón, una joven de lentes, con brackets, desgarbada y torpe, -que desde su nacimiento sorprendía su fealdad-, inexperta y conservadora, alejada de la moda y del gusto por crearse una identidad, víctima de bullying y que presumían era “inteligente”. Pongo comillas, porque sería pertinente aclarar que no lo era del todo, si bien era eficiente y hábil para su trabajo, resultaba superada y ridiculizada por las circunstancias.

Betty se enamora de su príncipe, un codiciado empresario que era su jefe en Ecomoda y que en un principio la utiliza y la engaña, pero tiempo después logra ver en ella su belleza interior. Y como buen remake del clásico infantil “El patito feo” de Hans Christian Andersen, después de tanto sufrir se transforma en una mujer bella que puede acceder al amor.

Foto: Internet

Foto: Internet

El aporte de esta novela es la fealdad de Beatriz, es un personaje bizarro, que lo grotesco lo hace ver cómico, basta ver la cortinilla de la serie, en la que desde bebé sorprende a los doctores su apariencia, a sus compañeros de clase hace llorar y toda su vida ha estado marcada por su falta de gracia física, pero eso no le importa y no tiene ningún rencor por esos maltratos y es noble, y de buenos sentimientos.

La historia aparentemente pretende alejarse de los estereotipos habituales de mujeres guapas, y así logró ganarse el cariño y empatía de millones de televidentes, pero a pesar de este esfuerzo, la historia recurre a la clásica fórmula, la pobre que se enamora de su rico y apuesto príncipe.

Poco hay que admirarle a Betty, la historia no dista mucho de caer en los estereotipos, porque pese a su inteligencia, su inexperiencia y su inocencia hacen que sea timada por su jefe, que al final “recibe su castigo” cayendo rendido a sus pies.

18 años después, en MujerKiik recordamos ese mítico personaje, que tuvo un gran éxito en los tiempos en los que la televisión pública no ofrecía variedad, ni sorprendentes e increíbles guiones como sucede en la actualidad, donde hay mujeres protagonistas de carne y hueso, que no viven esperando llegue el príncipe, sino que lo buscan, que también los utilizan, que son liberales e independientes, y que verdaderamente son inteligentes.

Les dejamos el Capítulo 1 de “Yo soy Betty, la fea”.

 

(Visited 93 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>