ad_970

Noticias

¿Qué hacen 76 mujeres juntas en la Antártida?

Por  | 

“Nosotras como científicas y como mujeres sabemos que tenemos gran potencial para transformar la sociedad y la manera en que esta se relaciona con el medio ambiente. Sabemos que podemos contribuir y queremos hacerlo” (Ana Payo, científica española)

En la escuela nos enseñaron aprendernos de memoria los nombres de científicos, pero has notado que todos eran hombres desde Thomas Edison hasta Albert Einstein, pero y las mujeres, dónde dejaron a Patricia Bath (creó la cirugía láser para las cataratas en los ojos), Sarah Mather (el telescopio submarino) Maria Pereira (creó el adhesivo para las cirugías cardíacas)… Sin duda esto debe cambiar, tenemos que darle el espacio que merecen a las mujeres científicas del mundo y ese el objetivo de del proyecto internacional ‘Homeward Bound’.

 

De acuerdo a cifras de la Unesco, las mujeres representan el 43% de los doctorados en todo el mundo, pero sólo generan el 28 % de las investigaciones que se hacen. “Los escenarios de machismo o discriminación están latentes y generan barreras entre hombres y mujeres que son desproporcionadamente altas y difíciles de alcanzar, por lo que resultan insuficientes los esfuerzos por aumentar el número de mujeres que estudian disciplinas científicas si no hay igualdad de género”, indica la periodista Karen Tatiana Pardo en El Espectador de Colombia.

El proyecto australiano “Homeward Bound” con el lema “La madre naturaleza necesita a sus hijas” consiste en que cada año formará equipos de 70 mujeres científicas de todo el mundo con el objetivo de integrar la igualdad de género en la ciencia,  el liderazgo en el ámbito científico y social, así como estudiar el impacto del cambio climático.
Las participantes trabajan en los campos científicos como: ingenieras, astrónomas, matemáticas, especialistas de la Antártida, meteorólogas, expertas en energías renovables, astronomía, psicología, ecología, conservación de comunidades, geología, agricultura, tratamiento de ecosistemas y comida microbiológica.

La científicas reciben formación en técnicas de liderazgo, gestión de equipos y financiación de proyectos; el programa concluye con la expedición a la Antártida por más de dos semanas. En la primera travesía viajaron 76 mujeres de ellas y durante 21 vivieron en la Antártida. Sólo una de ellas representaba a la comunidad latina: Mónica Araya, de Costa Rica, quien es fundadora y gerente General de ‘Costa Rica Limpia’ y ‘Nivela’; ha trabajado en sustentabilidad desde sus 19 años.

Para el 2018, por lo menos tres mujeres de habla hispana están dentro del grupo seleccionado: Ana Payo y Uxua López , de España…

…Y la bióloga venezolana Adriana Humanes

¿Por qué una expedición sólo para mujeres?
La científica Ana Payo lo explica en su página en la busca recabar fondos para lograr su sueño:

Foto: generosity.com

Foto: generosity.com

“Las estadísticas son claras, a pesar de que el número de hombres y mujeres que inician los estudios de doctorado son similares, a medida que avanzamos en la carrera investigadora la presencia de las mujeres disminuye. Siendo apenas un 11% las investigadoras que alcanzan cargos de responsabilidad en el mundo de la ciencia. Lo que supone una preocupante pérdida de potencial económico y talento científico”.

Detrás de estas cifras se encuentran diversas razones, explica: la brecha salarial, la asignación de los cuidados familiares a la mujer dificultando su avance profesional. Así como la ausencia de referentes femeninos en puestos de responsabilidad y la imagen irreal de la mujer que se proyecta en medios de comunicación en el que primo es la apariencia física.

¡Suuuuerte a todas las científicas del mundo que buscan un cambio!

(Visited 91 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>